Tiempo estimado de lectura: 5 minutos

¿Porqué los niños deberían de pasar las vacaciones de verano en los pueblos de sus abuelos?

Los pueblos de España se llenan de niños en verano y los niños de salud en estos parajes.

En España existen cientos de pueblos que son habitados por personas jubiladas, que han vivido muchos años en la ciudad mientras trabajaban, pero ahora que pueden elegir, prefieren vivir en un entorno libre de coches, sin prisas ni multitudes.

Todos ellos argumentan que vivir en la ciudad no es bueno para las personas y menos para los niños.

Y tienen razón en parte, tal y como ha confirmado un estudio científico de University of Southern California tras estudiar a más de 2.000 niños.

Se ha demostrado que vivir en la ciudad aumenta el riesgo de obesidad en los niños debido la contaminación del aire.

En el post de hoy te ofrecemos 7 consejos para prevenir la obesidad en los más pequeños.

La obesidad infantil es una de las enfermedades más preocupantes del momento y tiene mucho que ver con los hábitos que inculcamos a nuestros hijos y el ritmo de vida al que les sometemos. Pero, ¿cómo les afecta el entorno en el que vivimos?

El riesgo de sufrir obesidad en niños aumenta al vivir en la ciudad y respirar aire contaminado, por eso se aconseja el uso de purificadores de aire en el hogar.

Un estudio realizado en la University of Southern California ha concluido que la exposición temprana, antes del primer año de vida, a la contaminación del aire aumenta el riesgo de obesidad infantil.

En el punto de mira está, principalmente, la polución causada por el dióxido de nitrógeno, producido en gran parte por los motores que utilizan el diésel como combustible.

Para llegar a esta conclusión, se hizo un seguimiento a más de 2.000 niños en el sur de California.

 A los 10 años de edad, los pequeños que se habían expuesto de bebés a una alta contaminación pesaban de media un kilo más que aquellos que habían vivido en zonas con aire más limpio.

De esta forma, se sugiere que la contaminación del aire puede afectar al aumento de peso en los niños, Y que con el tiempo y los malos hábitos puede acabar desembocando en obesidad.

En esta investigación, además, se tuvieron en cuenta otros factores como el género, la etnia, la educación de los padres, etc.

Aunque este estudio no ha encontrado las causas detrás de este mayor riesgo de obesidad, Jennifer Kim, quien lideró las investigaciones, ha explicado que la clave está en el cerebro, en cómo regula el apetito y en los cambios en el metabolismo.

Los científicos de este estudio advierten del peligro de que los bebés pasen mucho tiempo junto a grandes carreteras por las que circulan muchos coches y aconsejan purificadores de aire en el hogar.

Durante los primeros meses de vida los bebés continúan desarrollando sistemas tan importantes como el inmunológico, por lo que parece que estar expuestos a altos niveles de contaminación pueden afectar a su salud presente y futura.

7 Consejos para luchar contra la obesidad infantil

Dado q