Hidrogenadores de agua
Hidrogenadores de Agua
La oxidación causa del 90% de enfermedades

La oxidación celular

Parte del oxígeno que respiramos se convierte en oxígeno reactivo, radical libre, que nos oxida.

La oxidación es la principal causa del envejecimiento y del 90% de las enfermedades.

Producimos una excesiva cantidad de radicales libres debido a múltiples motivos. Nos oxidamos, enfermamos y envejecemos.

Antioxidante de menor tamaño

El hidrógeno como antioxidante

El hidrógeno es el antioxidante mas efectivo, el de menor tamaño, y el más abundante y económico.

Es la molécula más pequeña que existe: penetra a través de los vasos sanguíneos, la barrera hematoencefálica y las paredes de las células hasta llegar al núcleo. Por ello neutraliza los radicales libres más rápidamente y eficientemente que el resto de antioxidantes.

Es capaz de atrapar los radicales libres que nos oxidan, protegiendo nuestros genes. A diferencia de otros antioxidantes, el hidrógeno es capaz de introducirse en las células y proteger nuestro ADN.

Elimina selectivamente los radicales libres más nocivos: los radicales hidroxilo.

H2o

Funciones del hidrógeno en nuestro organismo

  • Neutraliza los radicales libres: que nos envejecen y que causan el 90% de las enfermedades.
  • Inhibe el daño causado por los radicales libres sobre nuestro ADN.
  • Estimula las enzimas de las células que actúan como antioxidantes.
  • Es un excelente antiinflamatorio.
  • Equilibra la relación ácido-base del cuerpo, evitando la propagación de virus, bacterias y hongos.
  • Mejora la condición de la piel.
  • Aumenta la energía, la claridad mental y la atención.
  • Mejora el metabolismo y el movimiento de los intestinos.
  • Incrementa el rendimiento deportivo y disminuye el tiempo de recuperación.
  • Alivia el dolor muscular y articular.
  • Mejora la circulación sanguínea.
Somos 70% de agua

Somos un 70% agua

La forma más práctica y económica de suministrar hidrógeno a nuestro organismo es por medio del agua enriquecida con hidrógeno.

El agua hidrogenada por medio de electrólisis cuenta con un potencial RedOx muy negativo, y al estar cargada de hidrógeno activo, actúa doblemente como un potente antioxidante.

En Japón se han hecho numerosos estudios científicos a lo largo de los últimos 60 años demostrando las propiedades terapéuticas del agua hidrogenada. Por ello, el Ministerio de Salud de este país reconoció su valor terapéutico ya en el año 1965.

BENEFICIOS DEL AGUA HIDROGENADA PARA DEPORTISTAS

ANTES DE LA ACTIVIDAD FÍSICA

El agua hidrogenada, por sus cualidades específicas que le confieren más facilidad para penetrar en nuestros tejidos, es ideal para una correcta hidratación del cuerpo antes de cualquier actividad deportiva.

DURANTE LA ACTIVIDAD FÍSICA

Tanto durante una carrera, un partido, como en las sesiones previas de entrenamiento, debemos mantener un correcto aporte de energía. Las mitocondrias (los motores de las células) necesitan el hidrógeno para producir la energía (ATP) necesaria para su crecimiento, reparación y regeneración. El aporte extra de hidrógeno acelera el proceso.

TRAS EL EJERCICIO FÍSICO

Es muy efectivo para la eliminación del ácido láctico producido durante el ejercicio físico, facilitando la recuperación muscular. Ayuda a recuperarnos mucho mejor tras el esfuerzo realizado.

PREGUNTAS FRECUENTES SOBRE EL AGUA HIDROGENADA

Cada vez que respiramos, un 2% del oxígeno que entra en nuestro cuerpo se convierte en oxígeno malo que nos oxida, son los llamados “radicales libres”.

Este oxígeno malo se puede convertir en oxígeno bueno si le damos una carga eléctrica antioxidante. Si no se la damos por medio de los antioxidantes, la roba de nuestras células, enfermándolas o matándolas, proceso que conocemos como “oxidación”. Además, el estilo de vida industrializado aumenta el nivel de oxidación debido a la mala alimentación, la contaminación, el estrés, etc. También con la edad necesitamos tomar más antioxidantes, ya que nuestro cuerpo genera menos encimas antioxidantes.

Significa potencial de oxidación-reducción y se mide en mili voltios.  Puede tener valor positivo (oxidante, roba electrones) o negativo (antioxidante o reductor, dona electrones).

Porque el hidrógeno es un antioxidante muy potente que favorece la eliminación de los radicales libres, o estrés oxidativo, causante o agravante de muchas enfermedades y del envejecimiento prematuro.

Particularmente resulta muy efectivo para neutralizar los radicales de hidroxilo (OH*), que son los más peligrosos y dañinos.

Además, el hidrógeno, al ser el elemento más pequeño del universo, penetra donde otros antioxidantes no pueden hacerlo. Por ejemplo, es capaz de atravesar la barrera hematoencefálica, y por lo tanto actuar en el cerebro, así como llegar al núcleo de las células de nuestro cuerpo.

El agua hidrogenada presenta un valor de potencial red-ox muy negativo (reductor), lo que le confiere un gran poder antioxidante.

No. Lo ideal es combinarlos para que actúen en sinergia. El agua hidrogenada actúa como un antioxidante muy poderoso, y es especialmente eficaz para neutralizar los temibles radicales libres hidroxilos.  Las vitaminas y resto de antioxidantes de los alimentos son necesarios y muy recomendables para determinadas funciones vitales, así como para combatir otro tipo de radicales libres.

pH significa potencial de hidrógeno. Con nuestros equipos de hidrogenación, transformamos el agua de oxidante a muy antioxidante, y de estar exenta de hidrógeno disuelto a contener elevadas cantidades de este. Pero lo logran sin alterar el pH del agua. De este modo, quedamos al margen de la controversia existente acerca de la conveniencia de beber agua con un pH elevado.

No obstante, aunque el agua hidrogenada no es necesariamente alcalina (lo será en el caso de que hidrogenemos agua alcalina), sí es altamente alcalinizante, ya que el estrés oxidativo que estaremos reduciendo es uno de los principales causantes de la acidez en nuestro cuerpo.

Porque el hidrógeno favorece la producción de ATP que es una fuente principal de energía para nuestras células. Además, al neutralizar y eliminar los radicales libres, podremos sacar un mayor rendimiento de nuestras células y órganos.

Para una correcta hidratación, generalmente se recomienda beber entre 2 y 3 litros de agua mineral al día.

No existe una pauta o recomendación general sobre que parte de ella debería ser agua hidrogenada o sobre la concentración de hidrógeno disuelto que esta deba llevar.

Por lo tanto, lo aconsejable es que preste atención a su cuerpo y beba la cantidad de agua hidrogenada que le resulte más beneficiosa, y decida en qué horas del día le sienta mejor. Con un vaso de agua hidrogenada al día en ayunas es probable que empiece a percibir sus beneficios en cuanto a la reducción de su nivel de estrés oxidativo.

No. El agua tiene un nivel de saturación bastante bajo (alrededor de 1500 ppb) en cuanto a la cantidad de hidrógeno disuelto que puede admitir. No tenemos constancia de que existan efectos adversos por beber agua con dicha cantidad de hidrógeno. El exceso que podamos producir con los equipos de hidrogenación no logrará adherirse a los enlaces de las moléculas de agua y se perderá.

Sí. El agua hidrogenada tan solo nos ayuda a controlar el nivel oxidativo.

Sí. Pero se aconseja cambiar el agua al menos una vez al día, ya que tanto el contenido en hidrógeno disuelto como su capacidad antioxidante se van perdiendo con el paso de las horas, y más todavía en un recipiente abierto.

Parece bastante improbable que logremos perder grasa acumulada si no quemamos más calorías de las que ingerimos. Gracias a que el hidrógeno favorece la producción de ATP y nos da más vitalidad, lo más probable es que consumamos más calorías gracias a ese plus de vitalidad que nos proporciona la ingesta de agua hidrogenada.

No. Dado que no aportamos al agua ningún ingrediente diferente del hidrógeno. Y este no contiene calorías.

Desde el primer día probablemente notará más energía, hidratación, bienestar general, mejor digestión, mejor descanso… Pero los efectos o mejoras importantes, deben esperarse tras algunas semanas o incluso meses de ingesta de agua hidrogenada.

Sí. La fórmula del agua no cambia cuando se hidrogena. Lo que sí se verá alterado es el tamaño de los racimos que forman las moléculas de agua unidas entre sí. El agua normal se agrupa en racimos de 12 a 14 moléculas de H2O. Mediante la electrólisis (además de la vitalización en el caso de los modelos WATER SERVER y SUMISU, que cuentan con un vitalizador WCA), el agua se agrupa en racimos más pequeños, normalmente de 6, dando lugar a agua hexagonal: más hidratante y depurativa.

No. El agua alcalina producida mediante remineralización se caracteriza por tener un pH superior a 7, y contar con minerales alcalinos disueltos, pero no suele tener un potencial red-ox negativo (antioxidante) ni hidrógeno activo disuelto. Sólo el agua “ionizada alcalina” tiene carga eléctrica antioxidante y una pequeña cantidad de hidrógeno disuelto. Existe gran controversia en países como Japón o Corea del Sur acerca de la conveniencia de beber agua altamente alcalina, salvo en casos específicos y por prescripción médica. Nuestros sistemas de hidrogenación no modifican el pH del agua. Únicamente los dispositivos WATER SERVER y SUMISU elevan de forma moderada el pH del agua mediante un filtro remineralizador alcalino, antes de su hidrogenación.

Sí. Nuestros equipos pueden hidrogenar agua de mineralización muy débil, así como aguas con un elevado contenido de minerales. En cualquier caso, desaconsejamos hidrogenar agua con un elevado contenido de cal. Primero porque no es el agua más apropiada para el consumo. Y segundo, porque puede afectar la vida de los equipos de hidrogenación. Por ello, en zonas con aguas muy duras aconsejamos tratar el agua con un sistema de ósmosis previo a la hidrogenación.

Podemos cocinar y hacer infusiones o café con ella. Pero al hervir el agua, el hidrógeno se desprende de sus enlaces y se pierde.

No. Nuestros dispositivos de hidrogenación solo pueden utilizarse para hidrogenar agua apta para el consumo.

El sabor apenas cambia, quizás se percibe un sabor ligeramente más dulce. Sin embargo sí cambian ciertos matices, como lo es una textura en boca diferente, de un agua más fina y ligera, y más agradable de beber.

Sí. Si vamos a guardar el agua en una botella, tanto si va a permanecer a temperatura ambiente como si vamos a introducirla en el frigorífico, tras la hidrogenación, se recomienda llenar la botella completamente, sin cámara de aire, y cerrarla herméticamente. Para ello, siempre será preferible utilizar botellas de cristal, cerradas herméticamente y sin cámara de aire. Así permanecerá el hidrógeno disuelto en el agua durante mucho más tiempo.

En condiciones normales, en un recipiente abierto, el agua hidrogenada mantendrá el hidrógeno y sus propiedades antioxidantes durante varias horas. Sin embargo, si la guardamos en una botella de cristal con cierre hermético, llenándola por completo sin cámara de aire y no la agitamos, podrá conservar prácticamente las mismas propiedades durante al menos 2 días.

Siempre que se trate de una botella de cristal o metal, la llenemos completamente (sin dejar cámara de aire), podemos agitarla sin que pierda el hidrógeno disuelto de forma brusca.

En una botella de cristal, cerrada herméticamente y sin cámara de aire se puede transportar o conservar en casa sin que se pierda la carga de hidrógeno.

Ambos equipos vitalizan, alcalinizan e hidrogenan el agua en tiempo real.

El se instala a bajo el fregadero a continuación de un sistema de ósmosis inversa, o se ofrece como parte de un pack llave en mano que incluye, además del hidrogenador, una ósmosis, un grifo y la instalación. Es la solución ideal para zonas con agua muy dura o donde se requiera una filtración completa.

El WATER SERVER no filtra el agua, y por lo tanto no se debe instalar de forma independiente sin que antes exista o se instale un sistema de ósmosis inversa.

Por el contrario, el SUMISU cuenta con un sistema de ultrafiltración en 4 etapas, y se instala sobre la bancada o en la pared de la cocina. Es una solución completa para zonas con agua potable blanda y de calidad.

En ambos casos obtendremos unos 500ml/min de agua vitalizada, alcalina e hidrogenada.

Debemos tener en cuenta que el proceso de hidrogenación es complejo y obtener agua antioxidante hidrogenada en tiempo real no es fácil. Por este motivo, mientras que un sistema de ósmosis inversa puede proporcionarnos aproximadamente 1,5L de agua por minuto, al pasar por nuestro equipo de hidrogenación WATER SERVER, este caudal se reducirá a 1/3 por las limitaciones técnicas que requiere el propio proceso de hidrogenación.

No. Por ello debemos usar únicamente agua “apta para el consumo humano y con bajo contenido en cal”, para proteger el equipo y nuestra salud.
El hidrogenador Hidrolux PAINO incluye 2 adaptadores de rosca para que podamos enroscar distintos tipos de botellas ampliamente disponibles en los lineales de los supermercados. Debemos tener en cuenta no solamente el ancho de la rosca sino también la altura. Existen ciertas botellas cuya anchura del cuello es la del adaptador, pero la altura es muy corta y por lo tanto no llega a enroscar.
Sí. Se puede volver a hidrogenar, aunque lo aconsejable es beber el agua recién hidrogenada para que nos beneficiemos de todo su potencial. Debemos recordar que nuestro hidrogenador portátil PAINO nos permite hidrogenar una botella pequeña de agua en tan solo 5 minutos, y nuestros equipos para instalar en la cocina nos proporcionan el agua antioxidante hidrogenada en tiempo real, por lo tanto es muy poco probable que tengamos la necesidad de acumular agua hidrogenada que tengamos que volver a hidrogenar.
Sí. El agua tiene un punto de saturación de hidrógeno disuelto de unas 1500ppb. En tan solo un ciclo de 5 minutos de hidrogenación de una botella de ½ litro de agua ya alcanzaremos un contenido de entre 800 y 1200ppb de hidrógeno disuelto. Si volviésemos a hidrogenarla, el incremento del contenido de hidrógeno será pequeño dado que nos acercaremos al punto de saturación, y el exceso de hidrógeno se evaporará conforme se genera.
No. La concentración de hidrógeno que se pueda acumular en la cámara de aire dentro de la botella es muy pequeña y no es inflamable.

Es importante que nunca hidrogenemos agua o cualquier otra bebida con gas.

Para evitar fugas, siempre deberemos dejar cámara de aire y no hidrogenar la botella completamente llena. Esto es particularmente recomendable en el caso de hidrogenar el agua en botellas rígidas, como es el caso de las botellas de cristal.

El hidrogenador portátil Hidrolux PAINO incorpora la tecnología de electrólisis de vanguardia (de 3ª generación), desarrollada y patentada por el fabricante PAINO Inc., denominada Astra Cell, y consistente en una membrana o electrolito de polímero sólido (SPE) que separa perfectamente el hidrógeno (que inyectará al agua y la convertirá en agua hidrogenada) del resto de gases (O2, O3, HCLO, CLO, OH) que desechará produciendo una pequeña cantidad agua que puede utilizarse como desinfectante o esterilizante. Dicha tecnología también consigue una mejor adherencia y estabilidad del hidrógeno en el agua.
Cada vez que pulsamos el botón se inicia un ciclo automático de 5 minutos de hidrogenación, que es el recomendado para hidrogenar unos 250-500ml de agua.
Cada carga de la batería nos permite hasta 10 usos o ciclos automáticos de 5 minutos. El tiempo estimado de carga de la batería es de unos 90 minutos.
10W (cuando está en operación ) / 8.4W (cuando está cargando).
Es sencillísimo. Si usamos agua de ósmosis inversa o de mineralización débil, no tendremos más que realizar una limpieza al mes de la celda de electrólisis con ácido cítrico diluido en agua. En el manual de instrucciones indicamos los sencillos pasos a seguir.

HIDROLUX incluye como obsequio con cada compra de PAINO una bolsita con 250g de ácido cítrico.

2 años de garantía contra todo defecto de fabricación. La garantía incluye los portes en Península y Baleares.