Tiempo estimado de lectura: 4 minutos

Actividades probadas para subir el estado de ánimo

Para poder combatir la tristeza primero debemos aprender a ser conscientes de nuestras emociones.

Las emociones son la forma que tiene nuestro cuerpo de intentar adaptarse a un evento. Tenemos que entender que éstas no son ni malas ni buenas. Según dijo William Shakespeare “no hay nada bueno o malo, el pensamiento lo hace así”.

Por ello, debemos dejar que nuestras emociones fluyan como el agua de un río, que no nos afecten o nos anulen. Es normal al sentirnos tristes que nos apetezca quedarnos en la cama, pero debemos hacer frente a esa emoción y seguir con nuestra vida.

De esta manera poco a poco la tristeza será cada vez menos intensa.

Por supuesto esto no quiere decir que hay que bloquear esta emoción y no nos permitamos sentirla. Con ello conseguiríamos precisamente lo contrario, estar cada vez peor.

Factores implicados en la tristeza

Según las últimas investigaciones que hay multitud de factores implicados en la tristeza que experimentamos en un momento dado.

Los más destacados son:

  • Nuestra carga genética. Nuestros genes tienen una influencia de hasta un 60% en nuestra personalidad. Si los padres tienen tendencia a estar alegres la mayor parte del tiempo, es más que probable que nosotros también seamos así.
    Nuestros genes tienen una influencia de hasta un 60% en nuestra personalidad. Si los padres tienen tendencia a estar alegres la mayor parte del tiempo, es más que probable que nosotros también seamos así.
  • Factores ambientales. La falta de luz solar influye negativamente en nuestro estado de ánimo.
  • Aquellas vivencias negativas o tristes que hemos experimentado a lo largo de nuestra vida sin duda alguna influirán en la emoción que sentimos ante una experiencia similar.

10 Estrategias hidrolux para combatir la tristeza

1. Hacer deporte

El deporte es una de las actividades que han demostrado ser más eficaces a la hora de superar la tristeza. Hay estudios que indican que es igual de efectivo que los antidepresivos y evita las recaídas. Es mejor si podemos hacerlo en compañía.

La intensidad con la que hagas deporte depende de tu estado de forma y tus hábitos. Si estás acostumbrado a entrenar, un ritmo alto en tu entrenamiento puede ser muy beneficioso para combatir la tristeza.

Además si bebes agua hidrogenada durante el ejercicio te sentirás con más energía y tendrás menos agujetas. Descubre todos los beneficios del agua hidrogenada en el deporte

2. Hablar con un amigo

El ser humano es un animal social, por lo que necesitamos de otros para regular nuestras emociones.

El apoyo social actúa como factor de protección ante el estrés y la depresión. Simplemente al contar lo que nos preocupa, nos sentimos aliviados.

3. Planificar una actividad que te guste

El estado de ánimo depende directamente del número de actividades agradables que realicemos en nuestro día a día.

Si aumentamos la frecuencia con la que realizamos estas actividades, nuestras emociones positivas se potenciarán irremediablemente.

Un buen hábito es que programes por lo menos una actividad que te guste al día.

4. Escribir

Escribir sobre lo que te atormenta es una excelente forma de regular emociones. El simple acto de poner palabras a lo que sentimos nos ayuda a dar coherencia a las situaciones que se nos presenten.

Al hacerlo, la intensidad, la frecuencia y la duración de los momentos de tristeza disminuirán. Puede ser que los primeros días que escribas, experimentes el efecto contrario, pero si mantienes esta práctica, poco a poco notarás los beneficios.

 5. Beber agua hidrogenada de calidad

Ha quedado demostrado en prestigiosos estudios científicos que beber agua hidrogenada mejora la calidad de vida, ya que aumenta las funciones del sistema nervioso central involucradas en el estado de ánimo, la ansiedad y la función nerviosa autónoma.

Algunos de los centros científicos destacados que avalan esta conclusión son:

  1. Centro de Innovación en Ciencias de la Salud de Osaka, Japón.
  2. Departamento de Ciencias Médicas sobre la Fatiga, Facultad de Medicina de la Universidad de Osaka, Japón.
  3. Departamento de Fisiología, Facultad de Medicina de la Universidad de Osaka, Japón.
  4. Equipo de Patofisiología y Ciencias de la Salud, Centro RIKEN de Tecnologías de Ciencias de la Vida, Kobe, Japón.
  5. Departamento de Ciencias de Laboratorio, Facultad de Ciencias de la Salud, Facultad de Medicina de la Universidad de Yamaguchi, Japón.
  6. Departamento de Ciencias de la Salud, Facultad de Ciencias de la Salud para el Bienestar, Kansai University of Welfare Sciences, Kashihara, Japón.

Puedes ver el último estudio científico realizado sobre este tema.

 6. Practicar mindfulness

La meditación y, concretamente el mindfulness, ha demostrado en numerosos estudios ser muy eficaz para combatir los síntomas de la depresión. Aparte de ayudar con la regulación emocional, ayuda a gestionar más eficazmente los pensamientos negativos.

Está demostrado que las recaídas una vez superada una depresión, son mucho menos frecuentes si practicamos esta técnica.

7. Mostrarte agradecido

Mostrarte agradecido por las cosas que disfrutas en tu día a día te hace cambiar de perspectiva. Te mantiene con una visión positiva del mundo. Vemos la abundancia en la que vivimos en lugar de la escasez.

Una buena técnica es escribir al final del día de 3 a 5 cosas por las que nos mostramos agradecidos.

8. Sé amable con los demás

Desde hace siglos sabemos que mostrarnos amables con los demás nos genera bienestar. Desde hace unos años, la ciencia lo ha confirmado.

Siendo amables, además de los efectos que tiene sobre nuestro estado de ánimo, contribuimos a mejorar el mundo que nos rodea.

Cuando alguien recibe un acto de amabilidad tiende a reproducirlo, con lo cual generamos cadenas de actos amables a la vez que nos sentimos más felices.

 9. Utilizar el humor

Casi todo tiene solución, ríete de ello, relativiza, búscale el lado divertido a la vida.

 10. Digerir la tristeza

Muchas veces nos empeñamos en no estar tristes cuando precisamente necesitamos vivirlo.

La tristeza, al igual que todas las emociones, cumple su función. Nos ayuda a adaptarnos.

Siempre surge ante una pérdida y debemos darnos un tiempo para asimilar este hecho.

En resumen, existen factores internos, como nuestros pensamientos positivos, y otros externos, como beber agua de calidad hidrogenada, que ayudarán a superar la tristeza.

Y recuerda el sabio consejo de Shakespeare “ Nunca arruines tu presente por un pasado que no tiene futuro”

Llámanos y nuestro equipo de expertos en agua te aconsejara sobre la mejor solución para que tú y tu familia estéis bien hidratados, y con mejor estado de ánimo.