Tiempo estimado de lectura: 4 minutos

Actividades probadas para subir el estado de ánimo

Para poder combatir la tristeza primero debemos aprender a ser conscientes de nuestras emociones.

Las emociones son la forma que tiene nuestro cuerpo de intentar adaptarse a un evento. Tenemos que entender que éstas no son ni malas ni buenas. Según dijo William Shakespeare “no hay nada bueno o malo, el pensamiento lo hace así”.

Por ello, debemos dejar que nuestras emociones fluyan como el agua de un río, que no nos afecten o nos anulen. Es normal al sentirnos tristes que nos apetezca quedarnos en la cama, pero debemos hacer frente a esa emoción y seguir con nuestra vida.

De esta manera poco a poco la tristeza será cada vez menos intensa.

Por supuesto esto no quiere decir que hay que bloquear esta emoción y no nos permitamos sentirla. Con ello conseguiríamos precisamente lo contrario, estar cada vez peor.

Factores implicados en la tristeza

Según las últimas investigaciones que hay multitud de factores implicados en la tristeza que experimentamos en un momento dado.

Los más destacados son:

  • Nuestra carga genética. Nuestros genes tienen una influencia de hasta un 60% en nuestra personalidad. Si los padres tienen tendencia a estar alegres la mayor parte del tiempo, es más que probable que nosotros también seamos así.
    Nuestros genes tienen una influencia de hasta un 60% en nuestra personalidad. Si los padres tienen tendencia a estar alegres la mayor parte del tiempo, es más que probable que nosotros también seamos así.
  • Factores ambientales. La falta de luz solar influye negativamente en nuestro estado de ánimo.
  • Aquellas vivencias negativas o tristes que hemos experimentado a lo largo de nuestra vida sin duda alguna influirán en la emoción que sentimos ante una experiencia similar.

10 Estrategias hidrolux para combatir la tristeza

1. Hacer deporte

El deporte es una de las actividades que han demostrado ser más eficaces a la hora de superar la tristeza. Hay estudios que indican que es igual de efectivo que los antidepresivos y evita las recaídas. Es mejor si podemos hacerlo en compañía.

La intensidad con la que hagas deporte depende de tu estado de forma y tus hábitos. Si estás acostumbrado a entrenar, un ritmo alto en tu entrenamiento puede ser muy beneficioso para combatir la tristeza.

Además si bebes agua hidrogenada durante el ejercicio te sentirás con más energía y tendrás menos agujetas. Descubre todos los beneficios del agua hidrogenada en el deporte

2. Hablar con un amigo

El ser humano es un animal social, por lo que necesitamos de otros para regular nuestras emociones.

El apoyo social actúa como factor de protección ante el estrés y la depresión. Simplemente al contar lo que nos preocupa, nos sentimos aliviados.

3. Planificar una actividad que te guste

El estado de ánimo depende directamente del número de actividades agradables que realicemos en nuestro día a día.

Si aumentamos la frecuencia con la que realizamos estas actividades, nuestras emociones positivas se potenciarán irremediablemente.

Un buen hábito es que programes por lo menos una actividad que te guste al día.

4. Escribir

Escribir sobre lo que te atormenta es una excelente forma de regular emociones. El simple acto de poner palabras a lo que sentimos nos ayuda a dar coherencia a las situaciones que se nos presenten.

Al hacerlo, la intensidad, la frecuencia y la duración de los momentos de tristeza disminuirán. Puede ser que los primeros d