Tiempo estimado de lectura: 4 minutos

10 Consejos para reducir la contaminación del aire en interiores

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), el 92 % de la población mundial respira aire contaminado y cada año, alrededor de 7 millones de muertes se atribuyen a la contaminación del aire.

En general y de acuerdo con los informes a nivel mundial, el ambiente tóxico es el responsable de al menos 1 de cada 4 muertes; Además la contaminación del aire es el factor que más contribuye a dicho riesgo.

Nuestro cuerpo depende del aire que respiramos y la mala calidad del mismo puede causar graves daños a los pulmones, corazón y otros órganos.

Conforme a la información de la OMS, la contaminación del aire es un factor significativo que favorece el cáncer, las cardiopatías, infecciones respiratorias y pulmonares.

Sin embargo, normalmente no se tiene en cuenta que la contaminación del aire en espacios cerrados puede ser incluso más  peligrosa que la contaminación del exterior.

Desafíos asociados con la contaminación del aire en interiores

El impacto de la contaminación del aire en interiores es significativo.

Los investigadores han descubierto que no se necesita estar enfermo para experimentar el impacto del aire contaminado, incluyendo la irritación respiratoria a corto plazo o las dificultades para respirar.

Los efectos adversos sobre la salud dependen del tipo de contaminante, la concentración y la duración de la exposición.

Durante los días de contaminación elevada, ya sea en interiores o exteriores, se puede agravar cualquier enfermedad cardiovascular o respiratoria actual, así como añadir un estrés adicional para el corazón y los pulmones.