Tiempo estimado de lectura: 4 minutos

Vive más y mejor eliminando los tóxicos de tu hogar y aprendiendo qué puede hacer la limpieza con ozono por tu salud.

Hoy descubrirás ocho tóxicos con los que  habitualmente se limpia el hogar  y que pueden dañar tu salud.

Se encuentran en los productos de limpieza o ambientadores comunes, todos ellos está demostrado científicamente que empeoran a nuestra salud.

Los ftalatos

Se encuentran en los productos para el hogar con fragancias como los ambientadores, detergentes, jabones e incluso en el papel higiénico. Debido a las leyes de propiedad, las empresas no tienen que revelar lo que hay en sus olores, por lo que no encontrarás ftalatos en una etiqueta, pero si dice «perfume o aroma artificial», hay una elevada probabilidad de que contenga ftalatos.

Riesgos para la salud: los ftalatos son bien conocidos como disruptores endocrinos, por lo que reducen los espermatozoides en los hombres y puede provocar diversas afecciones en las mujeres. Se absorben por vía cutánea y como la piel no puede dirimir si algo es tóxico, estos productos químicos van directamente a los órganos.

Solución: limpieza con ozono, tus prendas y todo lo que limpies tendrán un olor a limpio sin ningún tóxico ni resudio.

El percloroetileno o «PERC»

Se encuentra en soluciones para limpieza en seco, quitamanchas y limpiadores de alfombras y tapicería.

Riesgos para la salud: el PERC es una neurotoxina y está clasificada como «posible carcinógeno». La vía de exposición es a menudo por inhalación: ese olor delator de la ropa que vuelve de la tintorería o los vapores que permanecen tras la limpieza de las alfombras.

Solución: limpieza en ozono, es perfecto para alfombras y tapicería, sin riesgo para nadie en el hogar. Protege a tus mascotas y a los niños que suelen estar más en el suelo.

El triclosán

Se encuentra en la mayoría de los detergentes, lavavajillas líquidos y jabones de tocador etiquetados como «antibacterianos».

Riesgos para la salud: El triclosán es un agente antibacteriano agresivo que puede promover el crecimiento de bacterias resistentes a los fármacos y combatir a las que son favorables y necesarias para nuestra existencia. Además se concentra en ríos y arroyos y resulta perjudicial para el medio ambiente acuático.

Solución: lavarse las manos con el agua que genera el ozonizador de Hidrolux, higieniza de forma segura y eficaz.

Los amonios cuaternarios

Se encuentran en suavizantes para la ropa y en la  mayoría de los limpiadores domésticos etiquetados como «antibacterianos».

Riesgos para la salud: al tratarse de otro tipo de antimicrobianos plantean el mismo problema que el triclosán, ayudando a las bacterias a resistir a los antibióticos. Son también irritantes de la piel por lo que pueden producir dermatitis y se sospecha que es una de las causas de ciertos problemas respiratorios.

Solución: limpieza de ozono diluido en el agua. Nuestro sistema emite la proporción adecuada para no necesitar ningún tipo de antibacteriano en casa.

https://www.youtube.com/watch?v=f_6bkDGvRws

El 2-butoxietanol

Se encuentra en los limpiadores universales. Es el ingrediente clave en muchos limpiadores de ventanas y les da su característico olor dulce.

Riesgos para la salud: se trata de un eficaz disolvente que por ley no tiene por qué figurar en la etiqueta, pero según la EPA y espacialmente si se emplea en sitios confinados puede causar dolores de garganta por inhalación, contribuir a la narcosis, al edema pulmonar y hepático severo, y al daño renal.

Solución: estos limpiadores universales son sustituibles por nuestra el agua que genera Ecomodo, el ozonizador de Hidrolux. Cristales y superficies en general se quedan perfectos.

El amoníaco

Se encuentra en agentes limpiadores para baños, para joyería y en los limpiacristales.

Riesgos para la salud: el amoníaco es un poderoso estimulante que afecta a los asmáticos y a personas con problemas pulmonares y respiratorios, y pude ayudar a que se desarrolle bronquitis crónica. Si por error lo mezclamos con lejía puede resultar peligroso dado que la reacción entre ambos productos produce un gas venenoso.

Solución: el ozono deja perfectamente higienizados los baños, el ozono tiene un poder de higienización de hasta 7 veces más que la lejía. Las joyas quedan perfectas sin dañarse ni corroerse.

El cloro

Se encuentra en lejías, polvos abrasivos, limpiadores de inodoros, anti-moho, y el agua del grifo.

Riesgos para la salud: por desgracia la exposición al cloro es constante y puede provocar problemas de salud crónicos (respiratorios, renales, digestivos, etc.), además de ser un disruptor grave de la tiroides. Además, al entrar en contacto con materia orgánica disuelta en el agua potable, se producen los temidos trialometanos, de los que tanto se comenta últimamente por su relación directa con un cierto porcentaje de cánceres de próstata.

Solución: limpieza segura y anticancerígena, el ozono disuelto en agua de Ecomodo.

El hidróxido de sodio

Se encuentra en limpiadores de hornos y desatascadores.

Riesgos para la salud: esta sustancia es extremadamente corrosiva, por lo que si entra en contacto con nuestra piel u ojos puede causar quemaduras graves. Su inhalación ocasiona un fuerte dolor de garganta que puede durar varios días.

Solución: con el agua del ozonizador Hidrolux, puedes limpiar la grasa del horno sin ningún tipo de riesgo para tu salud. Es un poderoso antigrasa.

Es posible una limpieza más profunda que la lejía sin tóxicos. Es la higienización con ozono.

En Hidrolux disponemos de un sistema de limpieza de ozono, ecológico y con el que ahorras dinero, ayudarás a tu salud y serás respetuoso con el medio ambiente.

De ti depende cuidar tu salud y la de tu familia.

https://www.youtube.com/watch?v=RLcbjym2gHU