Efectos de beber agua rica en hidrógeno en la calidad de vida de los pacientes tratados con radioterapia

Según un estudio publicado en 2011 con 49 personas, beber agua hidrogenada mejora la calidad de vida de los pacientes tratados con radioterapia.

Son ampliamente conocidos los efectos secundarios producidos por la radioterapia: fatiga, náuseas, diarrea, pérdida de apetito, pérdida de pelo, problemas cutáneos y depresión.

En este interesante estudio (que puedes ver aquí) se comprobó que bebiendo entre 1.5 y 2 litros diarios de agua hidrogenada durante 6 semanas, se redujeron los metabolitos de oxígeno reactivo en sangre, así como los síntomas producidos por la radioterapia, mejorando la calidad de vida de los pacientes sin interferir en la eficacia del tratamiento de radioterapia recibido.

La reducción del estrés oxidativo fue uno de los indicadores estudiados y se demostró que el potencial redox negativo (capacidad antioxidante) del hidrógeno favorecía este hecho.

Entre otros efectos, los pacientes que consumieron agua hidrogenada experimentaron significativamente menos pérdida de apetito y menos trastornos en el sentido del gusto en comparación con los pacientes que consumieron un agua placebo.

Agua hidrogenada y radioterapia

Se estima que entre el 60-70% del daño celular inducido por la radiación es producido por radicales libres de hidroxilo. Por ello, tratar a los pacientes con antioxidantes, y en particular con agua enriquecida con hidrógeno, puede ayudar a mitigar los efectos adversos de la radioterapia.

Conclusiones:

Según dicho estudio, beber agua antioxidante mejoró significativamente la calidad de vida y redujo los marcadores de estrés oxidativo en pacientes bajo tratamiento de radioterapia para tratar cáncer de hígado. Este enfoque novedoso de la ingesta de agua enriquecida con hidrógeno puede ser beneficioso para contrarrestar un amplio abanico de síntomas adversos relacionados con la radioterapia.

6 septiembre, 2016|